Descripción de Alerre

Compartir
Vota:
Alerre

Alerre

La población de Alerre se encuentra situada en el entorno de la ciudad de Huesca y desde los tiempos de la romanizaciòn, ha jugado un interesante papel en la historia de la configuración geográfica del territorio que hoy conocemos como Altoaragón.

Aunque se encuentra enclavado en terreno predominantemente llano, el casco urbano se comoda en la ladera de un pequeño desnivel. Su trazado viario tiene como eje principal una calle larga que se une con el camino de acceso y llega hasta el gran espacio abierto que puede considerarse como plaza, donde se encuentra el templo parroquial, una edificación levantada junto a los restos de la antigua torre señorial que hoy le sirve de campanario. Se trata de un edificio adosado, construido en sillar, ladrillo y tapial, que consta de una nave de cuatro tramos y capilla mayor no diferenciada, pues los tramos quedan marcados solamente por los lunetos que cubren la nave, no existiendo pilastras empotradas. Si existen capillas laterales que son cubiertas por bóveda de cañón. Los vanos son de arco de medio punto y uno de ellos en óculo, abierto en el muro de los pies, donde se sitúa el coro en alto, sobre lunetos y con frente de arco carpanel. El acceso se realiza mediante entrada adintelada que está protegida por un pórtico. La torre anteriormente citada, queda a los pies, al lado del evangelio es una torre románica que experimentó algunas reformas de consolidación en el año de 1447 según consta en protocolos notariales del A.H.P.H. Es en origen de cinco plantas y construcción de sillería de un único cuerpo en cuya parte alta se acomodó el campanario, abriendo arcos de medio punto. En su remate, quedan interesantes restos de unas ménsulas sobre las que se apoyaron matacanes en su época de fortificación.
Esta construcción ya fue objeto de unos trabajos de consolidación y rehabilitación que salvándola de la ruina, pusieron de manifiesto su valor arquitectónico. Pero en su interior, se alberga un cúmulo de obras de arte religioso que constituyen por sí solas un valor patrimonial e histórico digno de ponerlo accesible al público amante del arte sacro.

Su retablo mayor en madera policromada, presenta entre dos columnas estriadas de gran altura, con adornos de hojas de acanto en la parte superior de las mismas, sosteniendo fragmentos de entablamiento y enmarcando a su vez el arquitrabe, el friso y cornisa con dentículos, un gran lienzo central que representa a Santiago Apóstol, a caballo, combatiente, revestido de armadura y lanza, en una actitud agresiva e investido de poderío. Su rostro de perfíl, impasible, sin mostrar emoción alguna y sobre una cabalgadura musculosa y fuerte, se mantiene sobre las patas traseras rompiendo el aire al alzar sus manos de fuertes cascos amenazantes. Es obra del gran artífice Diego de Bernad que firmó el contrato en el año de 1641. En la predela, bajo este gran lienzo, fueron pintadas dos telas que destacan entre figuras. En el ático, con estructura adintelada de frontón partido, el Calvario, otro lienzo del mismo artista que muestra al discípulo amado junto a María a los pies de la cruz. De los laterales de este ático surgen dos grandes volutas, que tienden a destacar en sus extremos los escudos de los Sellán - Oña, Señores de Alerre.

De igual construcción, traza y formas que el retablo mayor, puerden admirarse los de Ntra Sra del Rosario, y el de San Antonio, ambos en los dos laterales del crucero y muestra en un reducido tamaño los mismos detalles y estructura, estando en la parte superior a ambos lados los escudos de los Señores de Alerre, a cuyas espensas se construyeron estos altares, siendo obras del mismo artífice, que pintó para estos retablos, dos grandes lienzos, cobrando por los tres 6.200 libras jaquesas, perviviendo el de Ntra Sra del Rosario, y siendo sustituído el de San Antonio por excelente talla de Ntra Sra del Carmen, talla procedente del retablo mayor del desaparecido Convento de Carmelitas Calzados de Huesca, obra de grandes proporciones y catalogado como una de las grandes obras del barroco existentes en el Altoaragón, y que hoy está instalado en la iglesia de Chimillas, donde fue sustituida la imagen central por su patrono San Jorge.

Este altar está íntimamente ligado a la Cofradía de Ntra Sra del Rosario, fundación realizada en el mes de junio de 1671 con objeto de prestar apoyo religioso y material a sus miembros cofrades, los cuales podían solicitar créditos para la compra de simiente para sus campos, al igual que para la compra de caballerías o ganados. La cofradía disponía de campos, pastos y ganados propios con los cuales sufragaba los gastos. Se trata de la primera Caja Rural de Ahorros, que prestó servicios a los altoaragoneses de los llamados Siete Lugares, que comprenden las poblaciones de Alerre, Chimillas, Banastas, Yéqueda, Cuarte, Banariés, y Huerrios, si bien se dividiría quedando establecida esta cofradía en Alerre y Chimillas pero de forma separada. La festividad siempre fue celebrada el primer domingo de octubre, que desde el siglo XVII se denomina Domingo Rosario, día en el que se efectúa una gran subasta de carne de cordero en la plaza o espacio ante la iglesia, una ceremonia y ritual llevado a cabo por los mayordomos de la Cofradía, siendo con los beneficios obtenidos de esta subasta con los que son pagados los gastos del culto, entierro de los hermanos cofrades, ayuda a los menesterosos, étc.

Del resto del templo es de destacar una vitrina que contiene la imagen de una Virgen Dolorosa, una magnífica talla en madera de Santiago peregrino, que si bien es de dificil datación, pone el contrapunto al aguerrido matamoros del altar mayor. Facistol y órgano de gran sonoridad, aunque moderno en el coro. Gran calajera de madera del s. XV de tres cajones y armario, decorado con motivos geométricos tallados y herrajes del s. XVI, además de un rico tesoro en orfebrería de los siglos XVII al XIX.
Siendo el Turismo uno de los factores más importantes para el desarrollo futuro de esta población, al igual que para la Comarca en la que está inscrita, y dado el potencial de este interesante patrimonio histórico-artístico local, se hace necesaria la adecuación del espacio y entorno a este edificio que comienza a ser visitado con frecuencia, a la vez que transformado y adecuado, pueda acoger anualmente todas las celebraciones, pero en especial ese domingo de octubre en el cual se celebra el Releo de Cofradía, algo cada vez más aislado y que despierta año tras año más interés por conocer y asistir a las personas de afuera y que no puede proyectarse festivamente y turísticamente como se debiera, por no reunir las condiciones óptimas el lugar donde tradicionalmente se viene realizando desde hace casi cuatrocientos años, pero que hoy necesita estar más acorde con los tiempos.

Vicente Río Martinez

Académico C. De la Real Academia de la Historia

Cronista Oficial de La Hoya-Somontano de Huesca


Ayuntamiento de Alerre      Tel. 974219833 - Fax 974219833      correo electrónico:          alerre@alerre.es

Plaza Santiago, 1.  -22194 - Alerre - Huesca - ESPAÑA

 


Siguenos en: Agreganos a tus RSS
  • Diputación de Huesca

Ayuntamiento de Alerre      Tel. 974219833 - Fax 974219833      correo electrónico:          alerre@alerre.es

Plaza Santiago, 1.  -22194 - Alerre - Huesca - ESPAÑA